eng|esp
La artista, curadora y gestora cultural grancanaria Cristina Déniz Sosa (Las Palmas de Gran Canaria, 1981), explora a través de su trabajo la estética de lo sagrado y lo ritual, ofreciendo una perspectiva única sobre los cambios en nuestra interacción con el entorno natural. Refugio de Fuego, la intervención que presenta en el parque Doramas, alude a las antiguas cucañas, esas estructuras cónicas hechas de cañas y palos que formaban parte integral del paisaje costero de Gran Canaria. Estas construcciones estaban estrechamente ligadas al cultivo del tomate al aire libre y proporcionaban sombra y refugio. Esta labor era llevada a cabo principalmente por mujeres, que trabajaban en los campos bajo el sol.

Como suele ser frecuente en su obra, la artista ha utilizado materiales naturales con una fuerte carga simbólica. Como parte de un ritual personal y artístico, ha visitado los lugares afectados por los incendios, recolectando los troncos calcinados. La obra está construida con palos de pino procedentes de las cumbres de Gran Canaria, quemados en los incendios de los últimos años. Estos troncos calcinados se reutilizan como nuevos jases, devienen en paradoja, elemento clave en esta obra: algo transformado por el fuego proporciona ahora sombra y protección contra el calor. A su vez, vuelve a un entorno frondoso y lleno de vida donde se muestran como un templo o monumento a todos esos árboles caídos en los incendios.

Este trabajo es el resultado de una observación activa sobre nuestra relación con el entorno natural y el patrimonio que compartimos, proponiendo protocolos de conexión que sugieran nuevas formas de coexistencia y demarcando el territorio entre lo vivo y lo no vivo. A través de esta iniciativa, busca abordar temas críticos como la sobreexplotación del espacio, nuestro creciente distanciamiento del medio ambiente y el abuso de los recursos naturales, problemas a los que todas las personas contribuimos al participar en la economía que sustenta nuestro modo de vida.

Asesoramiento constructivo: Noemi Tejera